Entrades

Judici i sentiments.

Imatge
Quizá no haga falta hablar para saber que sentimos, que sentimos algo y no más bien nada. Pero lo que sentimos, qué sentimos, eso sólo queda determinado por la palabra y, en ese sentido, sentimos (alegría o amargura, desprecio o celos) porque hablamos. El sentimiento en cuanto tal —como un continuum indeterminado— puede quizá ser llamado “privado” o “incomunicable”; lo que el lenguaje hace al determinar ese sentimiento es discernir, evaluar, discriminar y, en suma, medir el sentimiento, encontrarle una medida que lo torna público o comunicable, que nos permite —antes que nada a nosotros mismos— enterarnos de lo que sentimos. Sabemos que sentimos antes de decirlo, pero sólo sabemos qué sentimos cuando lo hemos dicho (aunque sea sin emisión de voz), y es imposible sentir sin sentir algo específico (alegría o cólera, celos o tristeza). Todas las observaciones acerca de la finura de juicio de las personas remiten a esta capacidad de discernir matices en el bloque indiferenciado del sentim…

Berlin i el nacionalisme.

Imatge
Según Berlin, el nacionalismo es antes que nada una respuesta a la actitud de menosprecio hacia los valores tradicionales de una sociedad, el resultado de un orgullo herido y de un sentimiento de humillación en sus miembros socialmente más conscientes, que llegado el momento produce rabia y autoafirmación.
Esta herida infligida en el sentimiento colectivo de una sociedad no es una condición suficiente para el surgimiento del nacionalismo (además, esa sociedad debe contar con un grupo de personas que buscan un foco para la lealtad o la autoidentificación, o una base para su poder y, al menos en la cabeza de sus miembros más sensibles, con una imagen de sí misma como nación sustentada en algún factor de unificación general, como una lengua o una historia común, real o inventada); no es pues una condición suficiente, esa herida colectiva, pero sí necesaria, o al menos lo ha sido históricamente.
Javier Cercas, El tiempo de la furia, El País 26/07/2017 https://elpais.com/elpais/2017/07/17/o…

Referèndums i democràcia.

Imatge
La principal lección que se extrae de la obra de los grandes maestros de la elección social, en especial de Kenneth Arrow y Amartya Sen, es que hay que estar extremadamente atentos a las decisiones estratégicas de quienes pueden tratar de imponer a la ciudadanía “la agenda”, en un sentido muy general, en los procesos democráticos de toma de decisiones colectivas. En una democracia compleja y plural con gobernanza multinivel (especialmente en la UE y la zona euro), cualquier simplificación de estas cuestiones esconde probablemente un intento interesado de influir sobre las preferencias de la población, más que de intentar interpretarlas y canalizarlas. La voluntad del pueblo es difícil de definir, pero fácil de manipular. Ante las dificultades objetivas que plantea la agregación colectiva de preferencias individuales, sería arriesgado identificar con la “voluntad del pueblo” una alternativa que obtiene más votos a favor que en contra con cualquier porcentaje de participación ante la ag…

Què amaga la veritat?

Imatge
Tal vegada, per extensió, postveritat també podria referir-se al que està darrere de la veritat. Obrint molt el ventall i arribant a la paradoxa, al·ludiria al que la veritat amaga. Cosa que des dels vells paràmetres clàssics amb que fou definit el concepte resulta inadmissible perquè la veritat no amaga, això és propi de la mentida, la veritat mostra, aclareix, manifesta, encara que de vegades l’encobreixi l’aparença.
Carme Riera, En la foguera de la postveritat, La Vanguardia 09/07/2017 http://www.lavanguardia.com/opinion/20170709/424000956312/en-la-foguera-de-la-postveritat.html

Símbols i tirania.

Imatge
És possible que algun dia t'ofereixin l'oportunitat d'exhibir símbols de lleialtat. Assegura't que aquests símbols incloguin als teus conciutadans en comptes d'excloure'ls. Timothy Snyder, Sobre la tiranía. Veinte lecciones que aprender del siglo XX, Galaxia Gutenberg, Barna 2017, cuarta lección

Experiments contra la llibertat.

Imatge
Posiblemente sea el experimento más famoso en neurociencia.
En 1983, Benjamin Libet desató una controversia con su demostración de que nuestra sensación de libre albedrío podría ser una ilusión.
Y es una controversia que, con el correr del tiempo, solo ha ido en aumento.
Tom Stafford, ¿Existe realmente el libre albedrío?, bbc.com 22/08/2016 http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150817_ciencia_finde_vert_fut_libre_albedrio_lp

Imperfecció humana vs algoritmes.

Imatge
Nos dirigimos hacia la muerte de la figura humana según el modelo de la Ilustración, que antes fue el del Renacimiento. Es decir, un ser humano dotado de la capacidad de definirse libremente a sí mismo y de actuar con responsabilidad, que es la noción sobre la que se erige todo nuestro régimen jurídico. Si delegamos cada vez más decisiones individuales y colectivas ante esos sistemas tecnológicos, perderemos nuestro libre albedrío y nuestra capacidad política. Yo abogo por reintroducir lo sensible, la contradicción, la imperfección, el miedo al contacto con otro y al conflicto, cuando este sea necesario.
Álex Vicente, entrevista a Éric Sadin: "El libre albedrío se desploma a causa de la inteligencia artificial", Babelia. El País 12707/2017 https://elpais.com/cultura/2017/07/11/babelia/1499762435_023266.html