Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: juliol, 2016

El movimentisme.

Imatge
El movimentismo explota un terreno preparado en el 68, cuando en los movimientos se congregaban personas de ideas afines, que rechazaban cualquier organización y, al menos en apariencia, cualquier organización y, al menos en apariencia, cualquier liderazgo, sobre todo si era profesional. Los movimientos actuales son aún más fluidos. Se manifiestan mediante marchas y sentadas, dando la idea de “una sociedad protestataria en movimiento, que se muestra en la escena de la calle” (Georges Balandier, El poder en escenas, Paidós, 1994). No se preguntan si quien participa tiene ideas políticas homogéneas; para formar parte de ellos basta compartir las motivaciones de protesta global que practica cada grupo (Indignados, Occupy Wall Street …) (…)
En su conjunto, los movimientos tienen algunas propiedades comunes interesantes, que proporcionan también cierta orientación acerca del sello de la política venidera.
Tenue caracterización
No tienen programas de acción positivos, sino sólo actitudes d…

Emocions i política.

Imatge
Hace tiempo que se nos adoctrina con la idea de que hemos de vivir regidos por nuestras emociones. Ellas son nuestra guía infalible ante cualquier problema o decisión a tomar. Me río yo de lo que antes se llamaba adoctrinar. Ahora se hace en nombre de un supuesto planteamiento científico, publicitado a todas horas, y todos a callar.
En este contexto, tras las elecciones surge indefectiblemente el debate sobre la influencia en el voto, del marketing, la publicidad, las estrategias de seducción …..y el poco espacio que se da en las campañas electorales al debate de las propuestas y las ideas.
Pero en realidad, esta manera de hacer las cosas tiene más relevancia de lo que parece, porque el resultado de esa inmersión en las emociones es que, para muchas personas, acabe predominando la emoción más primitiva y poderosa; el miedo. Es decir que cuanto más nos dejamos arrastrar por la corriente de la supremacía de las emociones, tan de moda, más riesgo hay de que acabemos dominad…

"Historia mínima del neoliberalismo" de Fernando Escalante.

Imatge

La societat del rendiment (Byung-Chul Han).

Hobbes, lleis i estat natural.

Imatge
En esta guerra de todos contra todos, se da una consecuencia: que nada puede ser injusto. Las nociones de derecho e ilegalidad, justicia e injusticia están fuera de lugar. Donde no hay poder común, la ley no existe: donde no hay ley, no hay justicia. En la guerra, la fuerza y el fraude son las dos virtudes cardinales. Justicia e injusticia no son facultades ni del cuerpo ni del espíritu. Si lo fueran, podrían darse en un hombre que estuviera solo en el mundo, lo mismo que se dan sus sensaciones y pasiones. Son, aquéllas, cualidades que se refieren al hombre en sociedad, no en estado solitario. Es natural también que en dicha condición no existan propiedad ni dominio, ni distinción entre 'tuyo' y 'mío'; sólo pertenece a cada uno lo que puede tomar, y sólo en tanto que puede conservarlo. Todo ello puede afirmarse de esa miserable condición en que el hombre se encuentra por obra de la simple naturaleza, si bien tiene una cierta posibilidad de superar ese estado, en parte…

Els sofistes i la justícia.

Discurs fúnebre de Pericles.

Aristòtil (recull de textos "Política").

Imatge
1- No tenen raó, per tant, els que creuen que és el mateix ser governant d'una ciutat, rei, administrador de casa o amo dels seus esclaus, pensant que difereixen entre si pel major o menor nombre de subordinats, i no específicament; que el que exerceix sobre més, administrador de casa seva, i el que sobre més encara, governant o rei. Per a ells en res difereix una casa gran d'una ciutat petita, i pel que fa al governant i el rei, quan la potestat és personal, el que l'exerceix és rei, i quan, segons les normes de la ciència política, alternativament mana i obeeix , és governant. Política, 1252 a, 7-16
2- ... la comunitat constituïda naturalment per a la satisfacció de les necessitats quotidianes és la casa (...), i la primera comunitat constituïda per diverses cases en vista de les necessitats no quotidianes és el llogaret, que en la seva forma més natural apareix com una colònia de la casa (...) Aquesta és també la raó que al principi les ciutats fossin governades …

Els sofistes (textos).

Imatge
Trasímac (1)- Cada govern estableix les lleis en relació amb la seva pròpia conveniència, la democràcia lleis democràtiques, la tirania tiràniques, i les altres de la mateixa manera. Tanmateix, en establir-les, evidencien que per als governats és just allò que és convenient per als governants, i a qui s´allunya d´aquesta norma el castiguen com a delinqüent i injust. Així doncs, això és, estimat amic, el que dic: que en totes les ciutats just és el mateix, allò que és convenient per al govern constituït. I això és en cert sentit el que domina, de manera que per aquell que raona rectament passa que just és a tot arreu el mateix, la conveniència del més fort. (República, 338 d)Trasímac (2)- Cal observar, ingenu Sòcrates, que un home just sempre surt perdent davant un altre d´injust. En primer lloc, en els acords recíprocs, on un s´associa amb un altre, mai no veuràs que en el trencament de la relació el just tingui més, sinó menys, que l´injust. En segon lloc, en els assumptes de la ciut…

El poder i la política.

L’escenari actual de la democràcia.

Imatge
Norberto Bobbio ha puesto justamente de relieve la dimensión histórica al hacer notar que en las democracias modernas el elemento de crisis no es suprimible, a causa del carácter irremediablemente vintage de las mismas: “El proyecto político democrático fue ideado para unas sociedad mucho menos compleja que la de hoy” (Roberto Bobbio, El futuro de la democracia, Plaza y Janés, 1985) En sus inicios los actores eran, de hecho, el naciente capitalismo, una clase obrera a la conquista de nuevos derechos y una burguesía en vías de afirmación. Protagonistas, ciertamente, no recientes sino bien identificables y reconocibles, y contenidos dentro de los confines de los distintos países. En aquella fase, la democracia era “el régimen de aquellos que no cuentan”. Hoy los protagonistas son más numerosos, algunos muy potentes y sobre todo huidizos, como los poderes financieros planetarios, las multinacionales y los países atrasados (Europa central, Sudeste Asiático, China) como depósitos de mano d…

El cotxe autònom i el dilema del tramvia.

Imatge
Imagine que un coche se mueve a 80 kilómetros por hora por una carretera. En su interior viaja una niña sola, porque se trata de un vehículo inteligente, autónomo al 100%. De pronto, tres niños se abalanzan sobre la carretera por error y el coche debe elegir en milésimas de segundo: seguir hacia adelante y atropellar a tres niños o dar un volantazo y estamparse contra un muro, con su pequeña pasajera dentro. ¿Qué debería hacer el coche? Es probable que haya optado por salvar a los tres niños. Ahora, imagine que el coche es suyo y la niña, su hija. ¿Compraría para su familia un coche que va a matar a sus tripulantes para salvar otras vidas?
El bien mayor, como la ética, se desliza por una pendiente muy resbaladiza cuando se lleva a lo personal, como han mostrado unos investigadores en un estudio que publican en Science. A través de una serie de preguntas, sondearon la opinión de ciudadanos norteamericanos sobre estos dilemas. La primera conclusión es que la mayoría de los encuestados …

Manca d'Eros en la societat del rendiment.

Imatge
Estamos sumergidos en un cambio de paradigma. Mientras el biopoder, dibujado sobre todo por Foucault, se basaba en el control panóptico y el castigo, el estadio actual, la psicopolítica, ha conseguido que la vigilancia sea interior. Somos nosotros mismos quienes, inconscientemente, nos explotamos. Y lo peor: creyendo que, gracias a la transparencia y el cúmulo de datos, somos libres.
Ésta es la principal tesis del pensador alemán, de origen coreano, Byung-Chul Han, además de diagnosticar la desaparición de la seducción en una sociedad sometida a la aceleración y el instante. Autor de libros como La sociedad del cansancio, La agonía del Eros o En el enjambre, todos publicados en España por Herder, el filósofo nos recuerda que el Logos carece de “vigor” sin el poder del Eros. La sociedad de la información es la sociedad de la vivencia acumulativa. Y la experiencia, por el contrario, suele ser única. “La vivencia no tiene acceso a lo completamente distinto. Le falta el Eros, que la tran…

L'Atenes democràtica com a exemple de democràcia directa.

Imatge
Una de las tramas secundarias más curiosas en torno al referéndum sobre la salida del Reino Unido de la UE fue lo que rápidamente se hizo famoso en las redes sociales como el boligate. Grupos defensores del Brexit se pusieron a repartir bolígrafos en los colegios electorales para así sustituir los lápices que el Gobierno había enviado para pedir a los votantes que marcasen su cruz. Les preocupaba que en algún punto del recuento electoral, una cruz marcada a lápiz en la casilla “salir” pudiese ser fácilmente borrada por quienes trabajan en representación del establishment y sustituida por una cruz a favor de “permanecer”. Al parecer, en un colegio electoral llamaron a la policía para que investigase el reparto, posiblemente subversivo, de instrumentos de votación alternativos.
Se puede ver en ello un mínimo atisbo de la tensa ansiedad de la democracia occidental. A la mayoría nos parece inconcebible que “nuestros” líderes puedan rebajarse a las tácticas de los peores dictadores pseudo…

El capital és la nova religió (Byung.Chul Han).

Imatge
Governats per la dictadura del capital.
Según Marx, las fuerzas productivas (la fuerza de trabajo, el modo de trabajo y los medios de producción materiales), en un determinado nivel de su desarrollo, entran en contradicción con las relaciones de producción dominantes (relaciones de propiedad y dominación). Esto ocurre porque las fuerzas productivas progresan continuamente. Así, la industrialización genera nuevas fuerzas productivas que entran en contradicción con las relaciones de propiedad y dominación de tipo feudal, lo que conduce a crisis sociales que presionan para promover un cambio de las relaciones de producción. La contradicción se elimina mediante la lucha del proletariado contra la burguesía, que genera el orden social comunista.
Frente a la presunción de Marx, no es posible superar la contradicción entre las fuerzas productivas y las relaciones productivas mediante una revolución comunista. Es insuperable. El capitalismo, precisamente por esta condición intrínseca de carác…

La llibertat creada per un algoritme.

Imatge
Los lunes por la mañana, los usuarios de Spotify reciben una lista de canciones personalizada que les permite descubrir nueva música. De igual modo que los sistemas de recomendación de Amazon, Google, eBay o Facebook, este cerebro artificial logra trazar un retrato robot del gusto de sus suscriptores y construye una máquina de prescribir que no suele fallar. El sistema se basa en un algoritmo cuya evolución y usos aplicados al consumo cultural son infinitos. De hecho, plataformas de streaming cinematográfico como Netflix empiezan a diseñar sus series de éxito como House of Cards rastreando en el big data que generan todos los movimientos de sus usuarios para analizar lo que les satisface. El algoritmo construye así un universo cultural ajustado y complaciente con el gusto del consumidor, que puede avanzar hasta llegar siempre a lugares reconocibles. Pero ¿qué sucedería si la vida nos diese siempre lo que nos gusta y nos rodease solamente de aquella gente que nos hace sentir bien?
De …

Neurones en acció.

Imatge

Daniel Dennett: La llibertat i el club dels agents morals (conferència a CCCB).

Desafía tu mente (TVE nº 5)

Imatge

L'ètica i les màquines.

Imatge
El pasado 30 de junio, en el programa La Ventana, de la Cadena Ser (dirigido por Carles Francino), se destapó un curioso debate filosófico: con la llegada de los coches sin conductor, que probablemente aparecerán en muchas carreteras del mundo en los próximos años, surgía la duda: en un caso de dilema moral, cómo responderá el coche? ¿Quién será el responsable? ¿Es posible crear un algoritmo que sustituya a una ética? Muchas grandes compañías que están desarrollando estos prototipos ya han empezado a contar con el asesoramiento de filósofos, con el fin de buscar una ‘clave ética’ que incorporar después en estos elementos de inteligencia artificial que deberán velar por la conducta de los coches en las carreteras.
Para abordar estas respuestas contaban con la opinión del filósofo Gregorio Luri, quien dio la que, en su opinión, es una respuesta clara: la moral no se puede programar. Surge de la concepción de nobleza de cada uno de nosotros y conlleva emociones que difícilmente puedan s…

Cotxes sense conductor i dilemes morals.

Imatge
Los cerebros de la automovilística de Detroit, Tokio y Stuttgart ya saben prácticamente cómo fabricar vehículos sin conductor. Hasta los chicos de Google parecen haber resuelto el misterio. Ahora viene lo difícil: decidir si las máquinas deberían tener poder sobre quién sobrevive y quién muere en un accidente.
El sector promete un futuro brillante con vehículos autónomos que se moverán armónicamente como bancos de peces. No obstante, esto no se hará realidad hasta que los fabricantes de coches respondan a la clase de preguntas espinosas que ha explorado la ciencia ficción desde que Isaac Asimov escribiese su serie sobre robots el siglo pasado. Por ejemplo, ¿debería un vehículo autónomo sacrificar a su ocupante con un giro brusco que lo haga caer por un precipicio para evitar matar a los niños que llenan un autobús escolar?
Aquí los ejecutivos de la industria automovilística se encuentran en terreno desconocido, por lo cual han reclutado a especialistas en ética y a filósofos para que…