Longevitat i desigualtat.



Los rasgos diferenciadores en torno al hiato hembras-machos, en humanos, conforman un intrincadísimo universo de disparidades biológicas que los frentes de investigación más desinhibidos, descocados e imaginativos van desbrozando con tino y buen ritmo[1]. Aunque los avances son espléndidos, con desbroces fructíferos de muchos resortes y sistemas fisiológicos distintivos, hay zonas muy aparentes de esa brecha femenino-masculina donde el conocimiento acumulado sigue siendo francamente pobre. La impactante longevidad diferencial es uno de ellos.

Las diferencias sexuales en longevidad constituyen una de las características más robustas y distintivas de la biología humana. En comparación con los datos de otras especies, los hallazgos sobre diferencias en longevidad entre los sexos humanos son abundantísimos y todos ellos van en la misma dirección: las mujeres gozan de una sólida y notoria ventaja en longevidad – entre cinco y siete años de vida, en promedio -, en todos los lugares del mundo. Existen datos para prácticamente todas las sociedades del planeta y aunque no todos ellos tienen el mismo grado de detalle, continuidad y fiabilidad, el hallazgo crucial es un firme predominio femenino en todas las medidas de durabilidad y de resistencia ante las adversidades.

Adolf Tobeña, Desiguales, cultura 3.0 31/05/2017

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.