Metafísica i fetitxisme.



Nietzsche

Nietzsche dice que el fetichismo (un término que él no utiliza, por supuesto) asume un “mundo oculto”, lo que le lleva a presentar en una divertida sección de su libro Así habló Zaratustra a los “transmundanos”, que inventan transmundos para distraerse de su propia situación como seres sufrientes y mortales:

Alegría embriagadora es, para quien sufre, apartar la vista de su sufrimiento y olvidarse de sí mismo. Alegría embriagadora y perderse a-sí- mismo me pareció una vez el mundo.
… Así que también yo proyecté una vez mi ilusión más allá del hombre, como todos los transmundanos. ¿Más allá del hombre, realmente?
¡Ay, hermanos, ese dios que yo creé era obra humana y locura humana, como todos los dioses!
Hombre era, y nada más que un pobre fragmento de hombre y de mí mismo: de mi propia ceniza y de mi propia brasa surgió ese fantasma, ¡y en verdad no vino a mí desde el más allá!


Friedrich Nietzsche, Así habló Zaratustra, Madrid, Alianza 2011   

Markus Gabriel, Por qué el mundo no existe, Ediciones Pasado y Presente, Barcelona,  cuarta edición julio 2016(160-161)

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.