Manifiesto redneck es una denuncia del brutal clasismo que padece la clase trabajadora blanca estadounidense. En un clima ideológico dominado por la tolerancia postmoderna y el multiculturalismo, los blancos pobres de origen rural constituyen el último colectivo al que resulta aceptable estigmatizar. El desprecio hacia la basura blanca es el elitismo low-cost de quien no se puede permitir otras formas de discriminación y se ha hecho ubicuo en la prensa y la cultura popular. En ese sentido, Manifiesto redneck constituye un anticipo evidente de Chavs, el ensayo de Owen Jones, y otros análisis recientes del clasismo contemporáneo. La diferencia es, de un lado, que Jim Goad escribe en primera persona reivindicando su origen redneck y, de otro, que el trato dedicado a los jóvenes de clase trabajadora en Inglaterra es un modelo de integración y delicadeza comparado con el odio estadounidense a los blancos pobres. Los chavs son caricaturizados como personas vagas, violentas y lujuriosas, los rednecks son literalmente personajes de películas de terror.

César Rendueles, Hombres blancos, enfadados ... y muy pobres, Babelia. El País 17/07/2017

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.

Nòmades.